‘Divina Creación ‘

Abr 29, 2021

A menudo, cuando pongo pintura por primera vez en un lienzo nuevo, solo tengo una vaga idea de lo que quiero hacer con él. Trabajo por instinto. La pintura se revela a través del viaje de la creación. A veces, este es un proceso lento que requiere paciencia y fe. Este viaje contiene un arco que es como el arco de una vida, desde la concepción hasta el desarrollo, madurez y resolución, conclusión. Su conclusión es un final, pero también un comienzo. La pintura ha llegado a su plenitud y el proceso creativo, tal como ha existido en esta forma, el contenedor físico de esta pintura, se ha agotado. Hay una transferencia de energía de una pintura a otra. Esta energía contiene la fuerza vital creativa y continúa, por lo que no hay fin, no hay muerte, solo un cambio de energía.

Intento abrirme tanto como sea posible para recibir lo que quiere que venga de la mente, el corazón, la paleta, el pincel y luego sobre el lienzo. Cualquiera que sea el resultado, como con todas las cosas en la vida, así es como debe ser, apropiado para ese momento. Considero pinturas como ésta como obras alegóricas, parábolas o fábulas pintadas. Si bien tengo una idea general de hacia dónde voy, no hay un significado o interpretación fijos. Las interpretaciones que otros han ofrecido son más interesantes que las que yo había imaginado. Por esta razón, a veces me gusta preguntarle a la gente qué creen que significa una pintura en particular. De hecho, una pintura no tiene por qué significar nada en absoluto. Puede ser un punto de partida para la exploración de una idea, una verdad o una emoción. O simplemente puede imbuir un espacio, ofreciendo una invitación a pasar un poco de tiempo con un estado de ánimo o sentimiento que la obra pueda evocar o sugerir.

 

Invité a Carmina a escribir un breve texto sobre este cuadro. Es una escritora maravillosa y comprende mi trabajo, a veces incluso mejor que yo. Sin su contribución y guía invaluable, no existiría como lo hace. Esta pintura es el resultado de la colaboración. Y al final, ¿qué no hacemos mediante la colaboración de una forma u otra? Porque si hay algo que siempre recordaré, es que estamos más interconectados de lo que podemos imaginar, no solo entre nosotros, sino con todos los seres y cosas. Mientras pintaba, visualicé esta interconexión como una gran red que nos une a todos con todo, entre nosotros. Y es inefable, expansivo, amoroso, infinito.

Robert Froh,

Abril de 2021

La flor de la vida

La Creación Divina es una pintura que nace del inconsciente. Es un homenaje a la Mujer como creadora de Vida, en el que se incluyen elementos de la Geometría Sagrada. Así, la escena representa el origen de la vida, basada en el símbolo de la Flor de la Vida que se expande por todo el Universo.

La Mujer aparece desnuda, con humildad, entregándose al Universo, con toda su energía creadora, llevando en sus manos la Flor de la Vida, como símbolo de Unidad con el Todo. Es un círculo que se cruza con otros círculos de forma hexagonal.

La Flor de la Vida representa el origen de las cosas y

la conexión indisoluble entre todas las cosas. Su patrón es una red que interconecta todos los niveles del Universo y representa la Unidad con el todo. La Flor de la Vida es la imagen sagrada de la Unidad del Cosmos. Es la matriz de la que todo nace y de donde todo vuelve.

Carmina Vallverdú del Olmo

Abril de 2021

Pin It on Pinterest